domingo, 10 de junio de 2018

NOS DEBEMOS UNA REVOLUCIÓN

Que al preguntar a ese contenedor de información digital que es Google por la "Revolución Española", la respuesta del mismo sea lo que denomina "Revolución Social Española de 1936", es decir, la reacción en defensa de la Segunda República tras el golpe militar franquista, significa que nos debemos una revolución. Puede resultar paradógico porque a día de hoy, la idea de una revolución en la España parece un imposible, pero por el contrario, el marco actual puede indicar que no estamos tan lejos de que se produzca un hito revolucionario en nuestro país. 

En "El Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte" (1852), Marx nos deja una de sus citas más famosas: "La historia se repite dos veces, primero como tragedia, después como farsa". La idea que se esconde tras ésto es la denuncia de que con Luis Bonaparte y la formación del Segundo Imperio Francés en 1852, se estaba repitiendo la historia de la creación del Primer Imperio Francés por parte de Napoleón en 1799. En ambos casos se accedió al poder vía golpe de estado y en ambos casos se anulaba el espíritu revolucionario salido primero de la Revolución de 1789 y de la de 1848 en segundo lugar.



Lo cierto es que la cita de Marx es exactamente la siguiente: "Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: la primera como tragedia y la otra como farsa". Si atendemos a la cita concreta, podemos observar que esta idea no es original de Marx sino que Hegel ya se situaba en esos parámetros, los cuales, si nos ceñimos a la repetición de personajes, ya podíamos encontrar a finales del siglo I  de nuestra era en las "Vidas Paralelas" de Plutarco donde mediante la comparación de personajes históricos con valores similares (Teseo-Rómulo, Alejandro-Julio César...), el historiador de Queronea trata de ofrecer a los jóvenes de la época, modelos de virtud para la administración pública. En una suerte de redundancia, ambos ejemplos se han repetido en los últimos años y podemos encontrar desde "Hitler y Stalin: Vidas Paralelas" de Alan Bullock en 2016 hasta "Primero como tragedia, después como farsa" de Slavoj Zizek en 2011.

La historia comparada, ha sido utilizada por distintos autores, desde Voltarie, Adam Smitn, Karl Marx, Spengler, hasta Weber, Motesquieu, Toynbee... si bien es cierto que desde mitad del siglo XX está en desuso salvo por contadas excepciones como el sociólogo Charles Tilly, autor entre otras obras de la conocida "Democracia" (2007). Dicho esto, realizaré como comentaba al principio un breve análisis de por qué si nos basamos en la historia comparada, la llegada de un proceso revolucionario en España no es tan utópico como parece.


REVOLUCIÓN DE 1905 EN RUSIA - MOVIMIENTO 15M EN ESPAÑA

Para empezar con esta aventura comparada, es necesario viajar al imperio ruso de principios de siglo XX. Entre 1901 y 1903 nos encontramos en un escenario de crisis internacional debido a la superproducción y al subconsumo que en el imperio zarista estaba resultando letal debido a que a este contexto internacional había que sumarle el elemento propio que suponía la guerra que estaban librando contra el imperio japonés. Esta situación de desesperanza ante las indignas condiciones materiales de vida de la población, dio lugar a huelgas y protestas que lejos de pretender acabar con el zarismo, lo que denunciaban era el mal gobierno y reclamaban una serie de reformas políticas (convocar una asamblea constituyente, reformas laborales, jornada de ocho horas...). La no aceptación de estas demandas, hizo que se que culminara en el conocido como "Domingo Sangriento" del 9 de enero de 1905. En esa fecha, una muchedumbre desarmada se encaminó hacia el Palacio de Invierno donde residía el zar, obteniendo por respuesta una dura represión con más de mil personas muertas.



Ahora nos situaremos más de un siglo después y a más de 4.000 kilómetros de distancia: en la España de 2007-08. La situación es similar si atendemos al contexto de crisis internacional producida por las hipotecas "subprime" más el problema propio de España que supuso el pinchazo de la denominada "burbuja inmobiliaria" y la deslegitimación que imperaba en la representación política del país. Ante esta situación, el Gobierno optó por realizar una reforma laboral, reducir los salarios, congelar primero y reducir después las pensiones...es decir, que la salida de la crisis fuese a costa de la clase trabajadora. Esto produjo una reacción que en primera instancia se focalizó en las Huelgas Generales de 2010 (septiembre) y 2011(enero) y posteriormente en mayo de ese mismo año, en la movilización social mediante el llamado movimiento "15M". Este movimiento mantenía como demandas principales una mejora de la participación democrática lejos del bipartidismo reinante (PP-PSOE) y de los bancos pero sin proponer un cambio de sistema. Esta movilización tuvo su punto culminante en el conocido como "Rodea el Congreso" del 25 de septiembre de 2012, cuando miles de personas se convocaron en una acción pacifica y que concluyó con la represión policial (34 detenidos y 64 heridos)



Es obvio que cuando se realiza una comparativa de distintos episodios históricos no todo coincide, ya que entre otras cosas, las conductas, la cultura, el sentido común hegemónico, aunque sigue siendo el propio de la clase dominante, muta para adaptarse a las nuevas formas de explotación, pero se buscan coincidencias esenciales que nos ayuden a comprender los desarrollos históricos y sociales. Como vemos, en este caso, las coincidencias son múltiples:

-Contexto de crisis internacional.
-Suma de condicionantes propios que agravan la situación de crisis.
-Primeras reacciones a la situación basadas en las manifestaciones y huelgas.
-Desatención por parte del gobierno de las demandas que se hacen en estas huelgas.
-Movilización social que pide cambios en el sistema pero sin cambiar el sistema.
-Acción directa contra el símbolo del poder (Palacio de Invierno - Congreso de los Diputados)
-Represión estatal ante esas acciones.


PERIODO POSTERIOR A LA RUSIA DE 1905 Y LA ESPAÑA DE 2011-12

Tras estos periodos en los que la participación en política activa por una parte amplia de la sociedad llega a niveles verdaderamente altos, la tendencia es que se llegue a unos parámetros de despolitización social elevados debido al desencanto, cansancio, conformismo y la sensación de que se han logrado éxitos tras las concesiones hechas por los distintos poderes que operan en el sistema.

Tras 1905 y su "Domingo Sangriento", el zar Nicolás II se encontró más fuerte por haber controlado la revolución, y evidentemente eso trajo consecuencias letales para la clase trabajadora. Si en 1905 se pedía una Asamblea Constituyente, lo que se obtuvo fue una Duma (Parlamento) que no tendría competencias en asuntos tan relevantes como la formación de un gobierno, política exterior, aprobación de presupuestos... además de un mecanismo de representación absolutamente desigual. Por otro lado, pero en la misma dirección, se produjeron una serie de reformas llevadas a cabo por el ministro Stolypin que entendía que para acabar con el espíritu de revolución, lo más idóneo era realizar reformas controladas por el poder. Por ésto, se realizó una reforma agraria que consolidaba a los campesinos acomodados (kulaks) así como también se protegió a los nacionalistas rusos mientras se recortaban autonomías a los polacos, finlandeses y otras nacionalidades.

Otro punto a destacar, sino el primero, fue el desarrollo de la Primera Guerra Mundial, durante la que el enfrentamiento con Alemania le supuso un desgaste brutal al Rusia. Este desgaste vino de distintas formas como una pérdida de cientos de miles de soldados rusos (más de 6 millones) pero también con una ingente cantidad de recursos que se marchaban fuera del país. Desde que comenzó la Gran Guerra en 1914, el imperio ruso no paró de emitir moneda e imprimir billetes para pagar los gastos de la misma, lo cual, como es evidente limita la posibilidad de invertir en otras partidas necesarias para asegurar una vida digna de una mayoría social.

Para concluir, es necesario resaltar cómo también se quiso controlar el periodo posterior a la Revolución de 1905 con el aumento de la represión por parte del Estado. No en vano, Nicolás II duplicó los integrantes de la "Okhrana" (que ya estaban en 100.000 antes de esa fecha), que era considerada como la policía más eficaz del mundo y que practicaba habitualmente la tortura así como ejecuciones propiamente dichas.



Por su parte, tras el 15 de mayo de 2011 hasta el momento actual, en España se han sucedido muchos acontecimientos que están en sintonía con lo ocurrido en la Rusia de la primera década del siglo XX. En primer lugar, en septiembre de ese mismo año, se modificó el artículo 135 de la Constitución Española, por el cual, a partir de ese momento el pago de la deuda fuese lo primero a pagar frente a cualquier otro gasto del Estado en los PGE, sin enmiendas o modificación posible. Esto que en principio no sucedió en la Rusia de principios de siglo, sí se relaciona de la siguiente forma: si en aquella Rusia se priorizó el gasto que conllevaba el desarrollo de la Primera Guerra Mundial, en la España de 2011 se priorizó el pago de la deuda, es decir, se priorizaron gastos externos frente a las necesidades básicas que requerían los distintos pueblos.

En 2014 por otro lado, surgió una formación política en España llamada Podemos que canalizó toda la indignación que había en el movimiento 15M, o al menos gran parte de ella. Esto propició la despolitización posterior de la sociedad que volcó su energía en lo electoral, en lo que pudiese conseguir esta formación política, provocándose una bajada significativa en las movilizaciones y en la capacidad de ejercer presión por parte del pueblo, ya que si las calles se vacían... En cierto modo, la entrada de Podemos en el panorama político, provocó algo parecido a lo que supuso la constitución de la Duma en la Rusia zarista, una sensación de que se podían conseguir ciertas conquistas para la población cuando en realidad no había una capacidad real para ello, pues los derechos no se conquistan en las instituciones sino en la movilización social.

Por último también encontramos la cuestión nacionalista como en los últimos meses hemos podido comprobar hasta la saciedad con la denominada "cuestión catalana". Tanto el Partido Popular, como Ciudadanos o PSOE, han primado la nación española frente a otras como podrían ser la catalana o vasca, algo muy parecido a lo que ocurrió en la Rusia zarista que primó a rusos frente a finlandeses, polacos... con la finalidad de cohesionar a una gran parte de la población frente a otra, evitando que el foco se centrase en la falta de abastecimiento o en el desarrollo de una vida digna.



Por supuesto, también hubo en España que apaciguar los halos de cambio mediante la represión y eso se hizo mediante la aprobación de una ley conocida como "Ley Mordaza", la cual es capaz de llevar a la cárcel a prácticamente todo aquel que disiente con el sistema, ya sean raperos, titiriteros, músicos, actores... por no hablar de jóvenes que se manifiesten por cualquier reclamación en pro de una vida con futuro.

Así pues, en estos periodos encontramos desarrollos comunes como pueden ser:

-Despolitización de gran parte de la sociedad.
-Primar el gasto externo (guerra o deuda) frente a gasto social interno.
-Novedades en las Instituciones que parecen que pueden provocar cambios pero que no tienen capacidad real para ello.
-Creación de enfrentamientos territoriales.
-Aumento considerable de la represión de Estado.


RUSIA DE FEBRERO DE 1917 Y ESPAÑA DE 2018

Pese a todo lo llevado a cabo por los distintos gobiernos para manipular y contener el hartazgo de la población, ya sea el régimen zarista de principios del siglo XX o el gobierno de las oligarquías en la España actual, en ambos casos ese hartazgo terminó por desbordarse provocando un cambio en los gobiernos.

En febrero de 1917 el ambiente que se vivía en Rusia, no era ni mucho menos pre-revolucionario, pero el 22 de febrero/7 de marzo (calendario juliano/gregoriano) se dio una manifestación masiva de los trabajadores de la fábrica astillera Pútilov ante el inminente cierre de la misma. Esto provocó no sólo la salida a la calle de 36.000 trabajadores, sino que al día siguiente, 23 febrero/8 de marzo, durante la celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, éstas, cansadas de la situación en la que se encontraban y contra la opinión del Partido Bolchevique que entendía que no se daban las condiciones para que la movilización fuese un éxito, se decidieron a tapar las calles en una manifestación que resultó ser histórica. Esta movilización fue el germen de lo que ocurrió en los días venideros, que no fue otra cosa que la progresiva pérdida de apoyos que tenía el gobierno zarista por parte de la burguesía liberal, además de que en las calles iba germinando una suerte de unidad popular al confluir en las manifestaciones las mujeres, los trabajadores industriales, estudiantes y finalmente gran parte de un ejército que se negaba a masacrar a un pueblo que se levantaba con unas demandas más que justas.

Finalmente el zar Nicolás II acabó cayendo el 28 de febrero/13 de marzo por una doble causa:

-movilización en la calle por parte del pueblo.
-determinante falta de apoyo de la burguesía liberal al gobierno del zar.

Por esto se puede decir que la Revolución de 1905 es de carácter burgués y no socialista. De esta forma culminó una etapa en Rusia y dio lugar otra que recibió el nombre de "Gobierno Provisional".

En la España de 2018, en principio, la situación tampoco invita a un proceso revolucionario pero hay similitudes respecto al febrero de 1917 en Rusia. En primer lugar resulta muy llamativa la coincidencia del día 8 de marzo, en el cual las mujeres de nuestro país salieron en masa a reivindicar sus derechos y a denunciar el flagrante estado de desigualdad en el que se encuentran en lo que fue la "Huelga Feminista" pese a ser desaconsejada esta convocatoria de huelga por parte de sindicatos y gran parte del panorama político. Pero al igual que en Rusia la manifestación de las mujeres no era el único punto de ebullición social,, ya que en España nos encontramos durante 2018 en un ciclo de movilizaciones al alza como podemos comprobar con los pensionistas, los docentes interinos, sanidad pública... y cómo también está germinando una suerte de unidad popular en la reactivación de las "Marchas de la Dignidad" que pretenden unificar las distintas luchas actuales.



A este ambiente de tensión en las calles, hay que sumarle la retirada de apoyos al gobierno del Partido Popular por parte de amplios sectores de la sociedad y gran parte de la burguesía debido a los innumerables casos de corrupción que demuestran que este partido ha actuado como una organización criminal. Esta situación se concretó el 31 de mayo de este mismo año mediante una moción de censura que ha dado lugar a la caída del gobierno de Mariano Rajoy y el Partido Popular y el ascenso al mismo de Pedro Sánchez y el PSOE en un gobierno que, con los presupuestos aprobados por el Partido Popular y con una necesidad de apoyos tan plural, pareciese un gobierno de transición hasta las próximas elecciones generales.

En estos periodos también encontramos desarrollos comunes como los siguientes:

-Ciclo al alza de movilizaciones.
-Un Día Internacional de la Mujer Trabajadora (8M) que resulta determinante y que no es apoyado en primera instancia por no entender la causa feminista como prioritaria.
-Germen social de la Unidad Popular.
-Retirada de apoyos a los gobiernos por la impopularidad de los mismos.
-Constitución de nuevos gobiernos de carácter provisional o transitorio.

Hasta aquí se ha realizado una historia comparada entre la Rusia de principios de siglo XX (1901-1917) y la España de principios del siglo XXI (2007-2018). Es evidente que los procesos no son calco y copia ya que como comentaba anteriormente, se trata de dos situaciones distintas, con sociedades y culturas también distintas y pertenecientes a fases diferentes del sistema capitalista. No obstante, en todo el proceso se pueden advertir coincidencias verdaderamente llamativas e importantes, y esto es porque los mecanismos con los que se opera para mantener la opresión de una clase sobre otra son, con matices, los mismos.

No olvidemos que como diría Marx el poder político es el poder organizado de una clase para oprimir a otra y el Estado obedece a los intereses de la clase más poderosa, que es la económicamente dominante por mantener el control de los bienes de producción. Es por esto por lo que la represión del Estado ante posibles conatos subversivos se da, tanto en la Rusia zarista como en la España actual, así como en cualquier otro espacio-tiempo de la Historia. Que en ambos momentos el contexto sea de una crisis internacional, responde a la necesidad que tiene el capital de estos procesos de reajuste mediante las crisis económicas, no obstante se van reiterando constantemente con el paso del tiempo, y así seguirá siendo mientras nos encontremos bajo el yugo de este sistema capitalista. También resulta natural que el pueblo reaccione de una u otra manera cuando sus condiciones materiales de vida son exiguas e insuficientes para mantener una vida digna, así como la intención de aunar fuerzas con el fin de mejorar estas situaciones de indignación, desamparo, miseria... son muchos los ejemplos de unidad popular.

También son comunes las retiradas de apoyos a los gobiernos por parte de la burguesía, ya que ésta pretende poner a salvo su situación de clase dominante y para ello no duda en decapitar y sustituir gobiernos en un juego de trileros que consiga aplacar a un pueblo en conato de sublevación que pueda poner en peligro esa situación de clase opresora. Es lo que se suele conocer como la función gatopardiana de la política, por la cual se cambian elementos superficiales para no cambiar cuestiones de fondo. Otra característica habitual del ejercicio político cuando surgen conflictos que puede poner en riesgo la estabilidad de los poderosos es crear un problema o poner todos los focos de atención en ese problema, el cual suele ser de carácter territorial, bien sea interno o externo, como puede ser un "desafío secesionista" o la necesidad de "exportar la democracia".

Como digo, no son coincidencias entre dos sucesos históricos alejados en el espacio y en el tiempo, sino mecanismos habituales del desarrollo político y social a lo largo de la historia y su motor que es la lucha de clases. Dicho esto resulta conveniente ver qué ocurrió en Rusia tras la Revolución de Febrero de 1917 para poder intuir lo que se puede en la España de hoy.

GOBIERNO PROVISIONAL DE 1917

Tras la abdicación del zar se creó, como comentaba, un Gobierno Provisional que debía durar hasta que se realizaran unas elecciones a una Asamblea Constituyente. Este Gobierno estuvo presidido por el príncipe Lvov, encargado de dirigir ese proceso. En primer lugar se estableció un primer gabinete de gobierno presidido por dicho príncipe que posteriormente fue sustituido por otro gabinete con Kérensky, del denominado Partido Social-Revolucionario a la cabeza. Sin entrar en detalles menores, se puede decir que estos gabinetes durante el Gobierno Provisional, fueron alianzas entre socialistas y liberales que se dedicaron a realizar diferentes reformas que no solucionaban los problemas reales del pueblo, como eran la salida de la guerra, la reforma agraria, condiciones materiales de los trabajadores, cuestión territorial... 

La no resolución de estos conflictos hizo que el descontento del pueblo ruso fuese en aumento y que cada vez se adhiriese con más fuerza a un contrapoder que se había creado tras la Revolución de Febrero: los soviets. De una manera muy resumida podríamos establecer que coexistieron dos poderes, por un lado existía un poder en la Duma del que participaban la aristocracia y la burguesía, mientras que por otro lado, obreros, soldados y campesinos se iban organizando en soviets. 

Esta situación provocó una apertura política en la que el gobierno provisional fue atacado por dos frentes. El primero de ellos, fue el frente ultraconsevador que tuvo como episodio determinante el intento de golpe de estado de Kornílov en julio de 1917 y que pudo ser desactivado por Kérensky y por el otro lado un frente que demandaba un cambio real de sistema y que cada vez se encontraba más organizado gracias al Partido Bolchevique con Lenin a la cabeza. 

Si decía que el golpe de estado de Kornílov fue desactivado, por el contrario los soviets y las ideas marxistas empujadas por el Partido Bolchevique fueron cada vez más hegemónicas, de manera que a la llegada de octubre, tuvo lugar con éxito la primera Revolución Socialista de la Historia: la Revolución de Octubre o Soviética. A partir de este momento, cambió la forma de estado en Rusia y se tomaron medidas en favor de las clases populares que todos conocemos.





ESPAÑA TRAS LA MOCIÓN DE CENSURA


A partir de aquí todo es conjetura, pero eso no impide que nos hagamos una serie de preguntas:

-¿Se sostiene el nuevo gobierno del PSOE gracias a un acuerdo entre la burguesía y la aristocracia (monarquía) de este país ya que se entendía que era necesario un recambio gatopardiano al gobierno del Partido Popular? ¿Ese acuerdo también se sustenta entre socialistas y liberales? 

-¿Resolverá este gobierno los problemas reales del pueblo o se dedicará a realizar reformas más o menos mediáticas pero sin atajar cuestiones fundamentales como la producción y redistribución de la riqueza?

-¿Realizará el frente ultraconservador en España una política de acoso y derribo al gobierno del PSOE imposibilitando el ejercicio de la política?

-¿Se hace necesario crear un contrapoder popular tal y como hicieron los soviets frente a la Duma?¿Para la creación de ese contrapoder, es fundamental organizarse en torno a una estrategia de unidad popular?

-¿Conseguirá convertirse en hegemónicas las ideas propugnadas por ese bloque popular que se debe construir?

¿Conduciría todo esto a un proceso revolucionario en el que el poder sea entregado a las clases trabajadoras de nuestro país para solucionar realmente problemas como la desigualdad, la pobreza, la producción y distribución de riqueza...? 

Como decía, esto último es conjetura y puede que la historia no se repita, sino que como dijo Mark Twain solamente rima, pero hay una cosa meridiamente clara:

"Hay ideas que viven sin organización, pero las ideas comunistas viven para ser organizadas. Si no lo hacemos nosotros, lo harán otros". 

A lo que yo añado: si como decía al principio nos debemos una Revolución, ¿para qué esperar?


SALUD, REPÚBLICA Y SOCIALISMO


viernes, 6 de abril de 2018

8M, INTERIN@S, PENSIONISTAS... REPÚBLICA.

Que estamos en un ciclo político distinto al de hace unos meses parece más que evidente, y que esa diferencia se encuentra principalmente en un aumento de la movilización ciudadana también lo es. Lo que resulta más confuso es cual será el grado de profundidad de este ciclo, como se dimensionará y qué gestión harán de él desde la propia ciudadanía hasta los partidos políticos, pasando por un sin fin de organizaciones y asociaciones.

Probablemente el punto determinante fue el pasado 8 de marzo en el que las mujeres decidieron plasmar de una manera aplastante su capacidad organizativa y su toma de decisión para decir que ya basta, que son muy conscientes de que viven en un sistema patriarcal y que están dispuestas a derribarlo. A esta movilización masiva, donde la convocatoria de Huelga Feminista fue determinante, ya que fue en torno a este concepto donde estuvo realmente la repercusión mediática, pues el mero debate sobre lo oportuno o no de la huelga, el seguimiento que esta pudiese tener o no, hizo que se hablara y mucho del 8M, animándose así a la participación realmente amplia de la ciudadanía, que no sólo mujeres, como el propio término feminista implica. Respecto a esta movilización, cabe recordar que fue recogida por numerosos medios internacionales como un auténtico hito sin precedentes: http://www.publico.es/internacional/manifestacion-8m-prensa-extranjera-huelga-feminista.html



A esta movilización, se siguió la huelga del profesorado interino de Andalucía, la cual abarcó desde el 12 al 23 de marzo, teniendo su punto de inflexión en las movilizaciones que se realizaron, dándose en Málaga el pasado día 16 de dicho mes. La petición es sencilla, un plan de estabilidad creíble, un sistema de acceso justo, así como la derogación de los decretos de recortes en educación y un aumento de la financiación de la enseñanza pública, es decir, en definitiva de lo que se trata es de velar por una enseñanza pública de calidad: http://www.diariosur.es/malaga/profesores-interinos-convocan-20180311193813-nt.html



Esta movilización del profesorado interino, que como digo, fue andaluza, se extiende por el resto del Estado, convocándose en estos días, 3 días de huelga (24, 25 y 25 de abril) en la Comunidad Valenciana, confirmándose así el aumento en las movilizaciones que estamos viviendo.

Por supuesto, otro hito importante en las manifestaciones masivas en los últimos tiempos, está relacionado con las manifestaciones/concentraciones en demanda de unas pensiones dignas. El pasado 17 de marzo, pudimos comprobar cómo gran parte de la ciudadanía, fuese pensionista o no, se tapaba las calles de las grandes ciudades de España para pedir esa dignidad en las pensiones, para decir que la subida del 0'25% es ridícula y para mostrar su rechazo a la precariedad laboral, los trabajos basura, y los salarios de miseria con los que será realmente difícil revertir la situación de las pensiones: http://www.diariosur.es/malaga-capital/manifestacion-pensiones-dignas-20180317125914-nt.html



Sin duda, una de las victorias de estas movilizaciones, es la ruptura con la táctica neoliberal de enfrentar a la clase trabajadora mediante falsas dicotomías del tipo mujer conttra hombre, pensionista frente a juventud, es decir, han sido movilizaciones donde ha imperado una cierta conciencia de clase apuntando las reivindicaciones hacia un enemigo común que no es otro que un gobierno y sus adláteres que no paran de ejecutar políticas neoliberales en contra de los intereses de una mayoría social.

Dicho esto, estaría bien concluir con un "no cabe más que felicitarse", pero lo cierto es que sí caben más cosas. Por un lado hay que ser conscientes de que estas movilizaciones tienen visos de seguir reproduciéndose, como ya se ha dicho en el caso del profesorado interino, pero también en el caso de las pensiones (en Málaga días 15 y 16) y cómo no en lo que al feminismo se refiere, lucha que de base debe estar reflejada en cada una de las reivindicaciones que se hagan. Si tomamos conciencia de eso, no cabe duda de que resulta prioritario que ese componente de clase que tienen estas movilizaciones no ha de perderse, sino todo lo contrario, deben de ir cargándose de una base ideológica que sea capaz de fijar argumentos en beneficio de la clase trabajadora. Si esto no se hiciese, se correría el riesgo de abandonar esas movilizaciones a su suerte, las cuales ante la capacidad de las oligarquías y sus maniobras, quedarían desideologizadas por completo, o lo que es peor, adoptando la ideología de la clase dominante, dando como resultado un feminismo burgués, o el típico enfrentamiento pensionista/joven indignado del que hablaba antes. 

Para evitar esa posibilidad, es fundamental encuadrar todas esas movilizaciones en un marco común, en un marco en el que todas se encuentren cómodas y en el que otras reivindicaciones también puedan encontrar acomodo (por ejemplo por la libertad de expresión). Ese marco, no es otro que un proceso constituyente que concluya en la instauración de una República Socialista, poniéndose en cuestión absolutamente todo el sistema y en especial lo que venimos denominando Régimen del 78. Para ello es fundamental construir un imaginario con la República como alternativa real a los males de la clase trabajadora, y es por eso por lo que resulta ineludible la cuestión socialista.

Podría centrarme en posiciones antimonárquicas, es decir, querer construir una República porque mientras las mujeres de este país salen a la calle para clamar por una sociedad feminista que no las veje, las maltrate, las coloque en posición de inferioridad por ser mujer o las mate, en España tenemos una monarquía que en 2014 coronó a un hombre en lugar de a una mujer porque según la Constitución Española de 1978 y vigente en la actualidad en su artículo 57 dice lo siguiente: "la sucesión en el trono seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores, en la misma línea, el grado más próximo al más remoto, en el mismo grado, el varón a la mujer y en el mismo sexo la persona de más edad a la de menos", es decir, no tenemos una ley sálica propiamente dicha, pero como si la tuviésemos: http://www.congreso.es/consti/constitucion/indice/titulos/articulos.jsp?ini=57&tipo=2



Siguiendo esa línea antimonárquica, podría querer construir una República porque mientras nuestro profesorado sale a la calle para, en definitiva, defender una educación pública, las hijas de Felipe de Borbón y Letizia Ortiz estudian en un colegio privado a costa de 14.000€/año pagado con dinero público: https://www.elplural.com/sociedad/2018/02/10/los-reyes-pasan-de-la-educacion-publica-14000-euros-cuesta-el-cole-de-las

O podría continuar en esta línea antimonárquica para construir una República porque mientras nuestros mayores tapan plazas y calles reclamando unas pensiones dignas, nosotros en lugar de un rey tenemos dos, y el "jubilao" cobra 15.769€ al año de dinero (por supuesto) público: https://www.elindependiente.com/politica/2017/06/29/rey-emerito-sin-funciones-reguladas-pero-con-un-sueldo-mensual-de-15-769-euros/ y su hijo el"preparao" se va de a esquiar a Formigal-Panticosa: http://www.eldiariohoy.es/2018/03/el-rey-pasa-el-dia-esquiando-mientras-los-pensionistas-salen-a-las-calles.html



También podría argumentar que con lo que cobran podrían mantener las formas y no dar el bochornoso espectáculo que dieron suegra y nuera por una foto a principios de mes, si no fuera porque mientras el país no ha parado de hablar de eso, los Presupuestos Generales del Estado han ampliado la partida para esta familia en un 0.9%, cobrando un total de 7.89 millones de euros al año, algo que ha pasado bastante más desapercibido aunque esto sí condicione nuestras condiciones materiales de vida, no en vano, recuerdo que las pensiones suben un 0.25%.

Y cómo no, se podría entrar también en la idea de cómo la monarquía es utilizada al servicio del sistema para echar aún más leña al conflicto territorial como demostró Felipe de Borbón en su penoso discurso del 3 de octubre en referencia a la cuestión catalana y que como podemos observar en la actualidad, tal irresponsabilidad no sirvió absolutamente para nada.

En definitiva tengo multitud de razones para ser antimonárquico, pero la principal, no es ninguna de las anteriores, sino el simple hecho de ser republicano. Y soy republicano porque entiendo la República Federal y Socialista como la forma de Estado idónea para alcanzar una sociedad de hombres y mujeres libres e iguales en derechos y deberes. Resulta evidente, aunque muchos quieran ocultarlo, que es imposible una democracia bajo una bandera monárquica, así como imposible es también que haya una democracia donde no se combate el auge del fascismo y donde los crímenes franquistas no son juzgados. Tampoco puede haber democracia donde hay privilegios y donde los intereses privados priman por encima del interés público, donde la corrupción campa a sus anchas y donde se pone en peligro el prestigio de una entidad pública como una Universidad para que tal o cual político del Partido Popular tenga un titulito (seguro que no será sólo cosa de Cifuentes), o donde no se es capaz de entender la plurinacionalidad del Estado y establecer un marco de convivencia óptimo para todos y todas... 



Los motivos son muchos y variados y es por eso, por lo que todas estas manifestaciones masivas deben comenzar a construir ese marco el próximo 14 de abril en la Manifestación por la República, creando esa alternativa real que tan necesaria nos resulta en este momento y para que ese ciclo político en el que nos encontramos y comentaba al principio sea realmente fructífero. La consigna para la democracia es simple: 

¡República o muerte!

domingo, 31 de diciembre de 2017

EN 2018 NO HAY EXCUSAS


El año que entra se presenta como una nueva oportunidad de mejorar las cosas. Supongo que es una suerte de planteamiento que termina resultando válido para cada inicio de año. Suele ser común eso de plantearse arrancar de la pared el calendario del año que se va como si de un acto de rebeldía se tratase, jurándonos que todo aquello que no nos gustó en el año vivido no volverá a repetirse en el que inicia su curso. Este planteamiento resulta similar a aquel que hacía Graham Greene (1904-1991) cuando escribía aquello de "Pienso que la Navidad es una fiesta necesaria; necesitamos un aniversario durante el cual podamos lamentar todas las imperfecciones de nuestras relaciones humanas. Es la fiesta del fracaso, triste pero consoladora". En mi humilde opinión, creo que la etapa de consuelo ya ha llegado a puerto y toca embarcarse en la actuar para conseguir objetivos.

En 2018, las comunistas y los comunistas tendremos mucho que conmemorar, algo que es muy habitual pues tenemos una larga historia llena de episodios, algunos de éxitos, otros no tanto, pero todos con un ofrecimiento de aprendizaje. Este año que entra, conmemoraremos ni más ni menos que el bicentenario del nacimiento de Karl Marx (05-05-1818), camarada fundamental en nuestro desarrollo teórico pues de su mente nacieron gran parte de las ideas que aún hoy seguimos manteniendo y defendiendo, de hecho Marx se conserva muy bien para estar a punto de cumplir doscientos años.



Cómo no, también conmemoraremos el 170º aniversario de la publicación del "Manifiesto Comunista", escrito por el ya mencionado Karl Marx y por Friedrich Engels, en 1848 para la Revolución de ese mismo año pero que ha pasado a la posteridad como una de las obras fundacionales de la ideología marxista y en consecuencia atemporal.

También nos tocará conmemorar el centenario del nacimiento de Marcelino Camacho (21-01-1918), ni más, ni menos. Hablamos sin duda de un grande dentro de la historia del comunismo español, no en vano fue el Primer Secretario General de Comisiones Obreras además, y esto es lo más importante, ejemplo de lucha constante pese a las circunstancias que tuvo que vivir.

Si seguimos con los centenarios, nos vemos obligados a hablar del también camarada Nelson Mandela, que también cumpliría cien años en este 2018. El 18-07-1918 nació en Johannesburgo ese activista contra el Apartheid que terminó siendo presidente de Sudáfrica. Sin duda uno de los personajes del pasado siglo XX que más consenso genera, sobre todo cuando se olvida que era comunista.



Acercándonos al tiempo presente, 1968 nos deja otras dos conmemoraciones indispensables: Mayo del 68 y el asesinato de Martin Luther King (04-04-1968). El primero como movimiento inspirado en un ejercicio  de unidad popular, principalmente entre estudiantes y trabajadores, mientras que el segundo como personalidad que luchó contra las políticas segregacionistas y que si bien, él no se declaró abiertamente comunista, no cabe duda de que el movimiento antisegregacionista que encabezaba se encontraba compuesto principalmente por comunistas y socialistas radicales. En ambos casos, conmemoraremos el 50º aniversario.

Estos datos son sólo unas muestras de lo que deberían ser fuentes de inspiración en la lucha que nos proponemos llevar a cabo, pero en realidad es poco más que eso. Son sólo datos, historia, folclore en algunos casos...visualizar el pasado nunca nos llevará a lograr nuestros objetivos en la defensa de las personas oprimidas, de la clase trabajadora, aunque sí es cierto que de toda experiencia se puede aprehender. No es porque el de Tréveris cumpliese doscientos años por lo que no hay excusas. Tampoco lo es porque todos y todas nos hayamos leído un libro de 170 años de antigüedad. Y mucho menos cualquier acontecimiento que aunque nos llegue incluso a erizar la piel, aunque nos despierte la más profunda de las pasiones, pertenezca al pasado. Si en el 2018 ya no hay excusas es precisamente por todo lo que va a ocurrir en el 2018 si no lo remediamos.

Y ¿qué es lo que va a ocurrir? Pues en 2018 ocurrirá que seguirán matando a mujeres por el hecho de serlo, y cómo no, también se atacará y se cuestionarán a las víctimas de violencia machista por ser mujer en una sociedad patriarcal. En 2017 han sido asesinadas 53 mujeres por violencia machista y hemos asistido a escandalosos casos de escarnio público como los que han tenido que soportar la víctima de "La Manada" o la familia de la propia Diana Quer, de la que acabamos de saber que fue estrangulada por no dejarse violar. Mientras esto ocurre, seguiremos escuchando que el patriarcado no existe, que la prostitución debe ser legal si "es libre" o que los vientres de alquiler no es explotación sino un gesto de altruismo.



También seguirá ocurriendo que se encarcelarán a personas por ser pobres. La política de inmigración del Gobierno de España, ha llegado a un punto de hipocresía por el cual si eres de un país extranjero pero vienes con 500.000€ te dan la residencia pero si no los tienes, terminarás recluida en una cárcel como la de Archidona a la espera de deportarte o de que te "suicides". Evidentemente, esto irá aparejado al aumento de la islamofobia y se estigmatizará al distinto por no ser como se supone que hay que ser.

Por supuesto, seguiremos creando puestos de trabajo precarios mientras se lapidan los derechos conquistados por nuestros abuelos y nuestras abuelas, las cuales además verán como su poder adquisitivo disminuye pues no tienen una pensión acorde con una vida digna. Mientras esto ocurre, los servicios públicos se seguirán deteriorando por falta de inversión en sanidad, educación, servicios sociales... mientras se sigue aumentando la inversión en lo privado y el presupuesto militar.

Seguiremos escuchando a algunos representantes políticos que hay que respetar la democracia, que en ella se sustenta todo nuestro sistema de "libertades", y todo esto lo dirán mientras veneran a un rey al que nadie ha elegido o mientras no permiten que se pueda decidir qué tipo de Constitución queremos y en qué forma de sociedad queremos organizar nuestra convivencia.

También seguiremos viendo cómo el fascismo sigue aumentando y va campando a sus anchas por nuestras calles, llenas de banderas con las que taparnos las vergüenzas del hambre, del paro, de la pobreza... Por supuesto esto irá acompañado de un desprecio absoluto a la Memoria Histórica y seguiremos siendo el segundo país con más asesinados en cunetas tras Camboya.

Seguiremos siendo fieles a nuestras costumbres, independientemente de que sean más propias de bárbaros y seguiremos asesinando animales en distintos festejos sólo para el disfrute de unos pocos a los que al parecer les divierte el sufrimiento animal.



Para no perder la costumbre, la corrupción seguirá existiendo pero no pasará nada porque estaremos más preocupados/as con lo que ocurra en Cataluña o el País Vasco. Claro está, Venezuela será casi un círculo del Infierno de Dante y EE.UU. el Paraíso, pero eso sí, de Arabia Saudí no se hablará.

Seguiremos negando el Cambio Climático y por tanto continuaremos contaminando como si no hubiese mañana precisamente porque si seguimos haciéndolo no lo habrá. ¿Pará que pensar en los que vendrán?...

Estos son algunos de los verdaderos motivos por lo que en 2018 no hay excusas así que mira al futuro, coge aire y sonríe, porque nuestra lucha no es cosa del pasado, está viva y acaba de empezar.


SALUD Y REPÚBLICA


martes, 5 de diciembre de 2017

DE CALLES Y ALCALDÍAS


El pasado 27 de noviembre en el Ayuntamiento de Málaga, la comisión de Derechos Sociales aprobó  por unanimidad cambiar el nombre de la "Avenida Carlos de Haya" por el de "Avenida 4 de diciembre de 1977", dándose un paso importante en el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica http://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2017/11/28/aprueban-llamar-4-diciembre-1977/970780.html. Por desgracia, fue flor de tres días pues en el Pleno de Ayuntamiento que se celebró el 30 de dicho mes, el Partido Popular y Ciudadanos se retractaron y votaron en contra de este avance democrático, no sin antes tratar de confundir a la ciudadanía acusando a la concejala de IU-Málaga para la gente, Remedios Ramos, de obrar de mala fe a la hora de presentar la moción http://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2017/11/30/pp-cs-tumban-cambio-nombre/971375.html

Tras esta noticia, que acaparó la atención de muchos malagueños y malagueñas, quizá debiera haber una explicación convincente de porqué se da ese cambio en el voto de PP y C's, explicando además porque es preferible llamar a una avenida de Málaga con el nombre de un aviador fascista que con el del día que dio pie a la conquista de autonomía por parte de Andalucía. No pueden.




Y el hecho de que no puedan responder a esta pregunta, no es cuestión baladí. En primer lugar, deberíamos de tener en cuenta que la Ley de Memoria Histórica lleva en vigor una década, y en ese periodo de tiempo, sólo 4 calles han cambiado de nombre en la ciudad de Málaga (http://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2017/12/03/han-cambiado-nombres-cuatro-calles/972077.html), y lo han hecho porque era inconcebible que en una ciudad en cuyo escudo encontramos un lema que comienza con "La primera en el peligro de la Libertad" se le rindiera homenaje al "Generalísimo Franco", "General Mola", "General Sanjurjo" y "General Queipo de LLano". 

El nombre de estos generales con Franco a la cabeza pesaba demasiado, son de especial relevancia dentro de la Historia del Franquismo Español como para que pasasen desapercibidos, de ahí que estas calles hayan sustituido su nombre, pero  el callejero de la ciudad de Málaga alberga otros muchos franquistas de perfil menos grandilocuente o reconocible pero que siguen recibiendo el honor de tener una calle en la capital de la Costa del Sol como el ya mencionado Carlos de Haya, el cual quizá pensemos que es una excepción, pero ni mucho menos, ya que en el callejero de Málaga, encontramos otros aviadores del bando franquista como pueden ser:

Comandante García Morato.
Capitán Eugenio Gross.
Comandante Félix Assiego.

Por otro lado, en el Distrito de Carretera de Cádiz, tenemos la barriada "25 Años de Paz" que fue construida en 1965 para conmemorar el 25 aniversario de la victoria del fascismo en nuestro país, y que está impregnada de calles que también rinden honor a militares franquistas y pertenecientes a la División Azul como:

Comandante Román.
Sargento Crooke López.
Sargento García Noblezas.

Especialmente sangrante es el distrito "Cruz de Humilladero", donde además de encontrar un barrio que directamente se llama "Núcleo General Franco", encontramos otro que con un nombre menos sugerente pero que aporta el mayor número de calles con nomenclatura franquista como es el barrio de "Haza Cuevas". Este barrio, perteneciente al distrito de Cruz de Humilladero fue construido en 1940 a instancia de Falange Española y de las JONS y está literalmente plagado de calles en honor a militares franquistas como los siguientes:

Capitán Marcos García.
Capitán Enrique Vera.
Capitán Muñoz Lozano.
Capitán Huelin.
Teniente Salvio Ravassa.
Teniente Álvarez Loma.
Teniente Díaz Corpas.
Alférez Herminio Bordallo.
Alférez Ortega Ledesma.
Alférez Delgado Ales.
Alférez González Berrocal.
Alférez Beltrán Monchón.
Alférez Ángel Rosado.
Alférez Patricio Gutiérrez.
Alférez Luis Escassi.
Alférez Alfonso Marín.
Alférez Huelin Vallejo.
Alférez García Valdecasas.
Alférez Yáñez Jiménez.
Alférez Simó Castillo.



Como ven, y no son lo únicos, son muchos los casos de calles y avenidas en la ciudad de Málaga que tienen nombres de franquistas saltándose así el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. Pero ¿por qué? Pues verán, al gobierno que encabeza Francisco de la Torre en el Ayuntamiento de Málaga le cuesta mucho abrir este asunto por dos motivos principalmente.

En primer lugar porque el propio Partido Popular es heredero directo del franquismo, no en vano es la versión 2.0 de Alianza Popular, que fue el punto de convergencia de siete partidos de derecha liderados por ex-ministros de Franco el 5 de mayo de 1977.

-Reforma Democrática liderada por Fraga Iribarne.
-Unión del Pueblo Español liderada por Cruz Martínez Esteruelas.
-Acción Democrática Española liderada por Federico Silva Muñoz.
-Democracia Social liderada por Licinio de la Fuente y de la Fuente.
-Acción Regional liderada por Laureano López Rodó.
-Unión Nacional Española liderada por Gonzalo Fernández de la Mora.
-Unión Social Popular liderada por Thomas de Carranza (el único que no había sido ministro franquista con anterioridad).



En segundo lugar, porque abrir ese asunto significaría hacer un barrido de todos esos nombres vinculados al franquismo y es aquí donde entra una problemática muy a tener en cuenta en el caso especial de esta Málaga que tiene como alcalde a Francisco de la Torre. El barrido, se debería muy probablemente aplicar no sólo a las calles anteriormente mencionadas, sino a otras como la calle que tiene por nombre "Ingeniero de la Torre Acosta", la cual se refiere a Francisco de la Torre Acosta, padre del actual alcalde de la ciudad de Málaga y que además de ingeniero también participó en la mal llamada Guerra Civil del lado franquista. Si bien es cierto que comenzó su actuación en la contienda como alférez de complemento, también lo es, que la terminó como capitán, tomando parte en la Batalla del Ebro en 1938 en el mismo bando que el propio Franco, Dávila o Yagüe y donde el bando nacional, recibió ayuda de la Alemania Nazi o la Italia Fascista http://www.gibralfaro.uma.es/biografias/pag_1885.htm

Lo que más curioso resulta de todo esto, es que en el libro "3900 calles" de Domingo Mérida editado por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Málaga en 2004 y que fue prologado por el propio alcalde con frases como: "Esta Enciclopedia viene a cubrir un vacío informativo para los malagueños" no se haga alusión alguna a la etapa beligerante al lado de Francisco Franco de Francisco de la Torre Acosta mientras que sí lo hace, por ejemplo con la Bailaora Carmen Amaya de la que dice que "Durante la Guerra Civil española prestó apoyo a la causa nacionalista y participó en diversos festivales benéfico patrióticos" o con el torero conocido como Algabeño al que también vincula al caudillo porque en 1936 decidió "ponerse al lado de los nacionalistas". Pareciera como si el pasado del padre le molestase al hijo, pues resulta a todas luces más relevante el hecho de que un ingeniero participase en la Batalla del Ebro que el hecho de que una bailaora realizase festivales pro-franquistas.



Por concluir, cabe decir que Francisco de la Torre Acosta, recibió el honor de tener una calle en la ciudad de Málaga el 26 de abril de 1971, el mismo año en el que su hijo Francisco de la Torre Prados fue nombrado Presidente de la Diputación de Málaga. 

Franco aún seguía vivo...

Salud y República.



jueves, 16 de noviembre de 2017

COMO PERROS DE PÁVLOV



El conocido como condicionamiento pavloviano, o condicionamiento clásico, es el que responde al modelo estímulo-respuesta (E-R). Pávlov ideó este modelo partiendo de una serie de experimentos realizados con perros los cuales consistían en que cada vez que ponía comida a dichos canes, estos comenzaban a salivar. Así pues, decidió que cada vez que les pusiera comida, haría sonar una campana, de modo que el perro fuera relacionando la comida con el sonido de la misma. Los perros realizaron una asociación tan profunda entre la comida y el sonido, que empezaron a salivar cuando escuchaban la campana pues sabían que la comida iba detrás. El siguiente paso y culmen de este modelo asociativo de condicionamiento, fue retirar la comida de la ecuación, consiguiendo, que los canes comenzaran a salivar al escuchar el sonido de la campana independientemente de si había comida o no.




Pues bien, en la actualidad, podemos observar cómo este tipo de condicionamiento se está dando en nuestra sociedad cuando algún caso de violencia de género adquiere unas dimensiones mediáticas más allá de lo  habitual. En esto que digo, ya encontramos el primer problema en sí, que no es otro que el considerar que los episodios de violencia de género sean algo habitual... ¡Ahí es nada!, pero por desgracia es así. Cada vez que tenemos ante nosotros un caso de violencia de género de alta trascendencia mediática, éste actúa de campana y  no tardan en llegar los comentarios de estos perros de Pávlov del tipo de "la mayoría de las denuncias son falsas", "fue sexo consentido", "iría provocando", "a quien se le ocurre ir sola con cinco hombres"...

Los episodios de violencia de género, se han vuelto tan habituales, tan parte de nuestra vida ordinaria  que casi no generan estupor en esta sociedad, suceden constantemente noticias de este tipo mientras las observamos impasibles, dándole sólo un valor numérico a la mujer asesinada 39,40,41,42... o considerando esta lacra como sólo una mera estadística relacionada a si se denuncia o no, si el maltratador es español o extranjero o cualquier otra circunstancia. Están tan normalizados estos episodios porque por desgracia es parte de nuestra cultura (patriarcal) y pasan desapercibidos, salvo que se decida que generan audiencia y es ahí cuando los medios de información desinforman y las víctimas son las culpables.

Esta cultura patriarcal tiene mil vertientes pues se expande en todos y cada uno de los ámbitos de la sociedad, economía, política... como puede ser la brecha salarial, los techos de cristal, los vientres subrogados, la prostitución, los feminicidios... El etcétera es tan largo como podamos imaginar, y todo esto se sustenta no sólo en la típica transmisión cultural de padres/madres a hijos/as, algo que es más que evidente, sino también en catálogo de juguetes, series de televisión, películas, música... porque la cultura no sólo se crea, si no que también se transmite y difunde. Obviamente, la difusión de una cultura que veja, que discrimina, que maltrata y que asesina a la mujer por el hecho de serlo es un problema, pero este problema se agrava si vemos que quien lo difunde son medios de comunicación con un alcance casi sideral o -y esto es lo más grave- es la propia "justicia" la que mediante sentencias o procedimientos determinados consigue que cale el patriarcado en nuestra forma de entender las relaciones sociales en lugar de marcar la norma en busca de una sociedad que se aleje de estas prácticas machistas.




En estos días se está hablando mucho (porque se está desarrollando el juicio) del caso de "La Manada", el cual está provocando altas dosis de esa salivación pavliniana a la que me refería con anterioridad. Son muchos, los que como perros van dejando su rastro de saliva por las redes sociales o en charlas de bar celebrando barbaridades como que el juez Juan José Francisco Cobo Sáez no  admita como pruebas unos "whatsapp" de un grupo de violadores pero sí la investigación privada que ha encargado la familia de uno de ellos sobre la vida que llevaba a cabo la víctima tras la violación,  con la clara intención de mermar la credibilidad de su testimonio, como si tuviese alguna relación y como si puntuase positivamente intentar suicidarse o entrar en una profunda depresión http://www.publico.es/sociedad/juez-admite-informe-victima-encargado.html.

También salivan cuando el abogado defensor, pregunta a la víctima que "porqué sólo presentaba lesiones leves después de la agresión", dando a entender que si se hubiese resistido lo suficiente, esas lesiones debieran haber sido más contundentes, o quien sabe, quizás debería haber pasado a ser un número más de esa lista de feminicidios.  https://politica.elpais.com/politica/2017/11/14/actualidad/1510686648_183567.amp.html

Esto que parece un disparate (y lo es), por desgracia no es un hecho aislado en el proceder de la justicia española, pues está en plena consonancia con la pregunta que la jueza Victoria María del Carmen Molina Mancilla hizo el año pasado a una víctima de agresión sexual cuestionando "si había cerrado bien las piernas", realizando de esta forma una ofensiva degradante, humillante y sin ningún tipo de rigor profesional. http://www.elmundo.es/pais-vasco/2016/03/05/56daaed7268e3e754f8b45cb.html

En 2016, el juez del Tribunal Supremo Antonio Salas, puso en duda en su cuenta de Twitter, ese espacio inundado de las babas de los perros pavlonianos, que el machismo cause la violencia de género pues ésta viene dada por "la dificultad de la convivencia y la desigualdad física unidas a la maldad del ser humano". http://www.publico.es/actualidad/juez-del-supremo-considera-violencia.html. Tras decir semejantes barbarides, terminó enalteciendo su hombría, algo, que visto lo visto tampoco es de extrañar.





Pero  esto no queda aquí, este año también hemos visto condenas que muestran lo poco contundente que es la justicia cuando debe enfrentarse a casos de violencia de género, aunque estos sean tan repugnantes como los siguientes:
Por un lado, sólo se condenó a 3 años y 9 meses a un hombre que abusó sexualmente de una niña durante 5 años...  http://www.eldiariomontanes.es/cantabria/201703/08/condenado-tres-anos-nueve-20170308194530.html
Por otro lado, se realizó una rebaja de 10 a 4 años de condena a quien abusó de su prima menor de edad pese a que ya fue condenado anteriormente por abusar de la víctima http://www.20minutos.es/noticia/2995382/0/condenado-cuatro-anos-abusar-prima-ya-agredio-sexualmente-siendo-menor/

Pero aún hay más: la Organización Internacional Women's Link Worlwide celebran cada año la entrega de los Premios Género  y Justicia al Descubierto donde reconocen las mejores y peores sentencias sobre igualdad de género en el mundo. Pues bien, en este 2017, el premio a la peor sentencia, denominado "Garrote del Público" ha sido para España. Concretamente la que rebajó la pena de prisión a un hombre que asesinó a su ex pareja de 30 puñaladas, bajo el argumento de que no hubo ensañamiento... http://cadenaser.com/ser/2017/06/07/sociedad/1496789552_483069.html  ¿da qué pensar, no?

Pese a que hay muchos ejemplos más de lo machista que es la justicia en este país, ya que por desgracia si buceamos un poco por las redes o en Google podremos encontrar mil ejemplos más de sentencias machistas, creo que lo que mejor ejemplifica esta circunstancia es la siguiente fotografía:



Aquí vemos a Felipe de Borbón posando con los jueces que componen el Tribunal Supremo donde como se puede apreciar ¡¡no hay ni una sola mujer!!, dato más que significativo y que nos ayuda a interpretar qué tipo de "justicia" tenemos en España. Por otro lado, el Tribunal Constitucional, está compuesto por 12 magistrados de los cuales 10 son hombres y sólo hay 2 mujeres. Por desgracia, estos datos dejan muy a las claras cómo el machismo corre por las venas de la justicia española, la cual además de tener los ojos vendados, también parece que tiene una balanza tendente a posicionarse en perjuicio de la mujer.

Que el machismo es estructural ya lo sabemos, que el Patriarcado es un sistema que está vigente en cada ámbito de la sociedad, también, así que es por ésto por lo que la justicia debería tomar conciencia de la importancia de la lucha feminista y dejar de actuar como esa campana que condiciona a los perros de Pávlov, que aunque puedan tener apariencia simpática como el de la foto superior, comienzan a salivar en cuanto escuchan ese sonido que afianza al patriarcado también en las sentencias y procedimientos judiciales, consiguiendo de este modo crear un halo de inseguridad y culpabilidad que rodea a las víctimas de estas violencias machistas.

Es evidente que estas víctimas se merecen una justicia que en estos casos apliquen la técnica de juzgar con perspectiva de género y que evite que  la saliva las salpique. Es de una importancia vital que las sentencias judiciales no ayuden al afianzamiento de la cultura de la violación, así como  también resulta  importante que la voz de aquellos perros que producen esa saliva al son de las campanas quede apagada por la de todas y todos las que decimos:


¡No estás sola!





martes, 25 de abril de 2017

GRAMSCI, ESE REVOLUCIONARIO.



Hoy es 27 de abril y se cumplen 80 años de la muerte de Antonio Gramsci, sin duda uno de los mayores exponentes del marxismo occidental, quizá el último marxista "clásico". Es indudable, que la aportación de Gramsci a la teoría marxista es de una importancia vital, tanto que excede los muros del marxismo. Ideas como la de "Hegemonía Cultural", "Bloque Histórico"... siguen estando hoy al orden del día, e incluso son utilizadas para el desarrollo de estrategias políticas por distintas organizaciones. Gramsci, que fuera militante del Partido Socialista Italiano y posteriormente uno de los fundadores del Partido Comunista más importante que ha habido en el viejo continente, el PCI, ha sido estudiado y analizado no sólo por el Partido Comunista de España, sino también por los compañeros y compañeras de Izquierda Unida o Podemos. Hasta aquí, todo está más o menos en orden. 

El problema surge, cuando la figura y el pensamiento gramsciano es utilizado por Rita Barberá quien recomendó su lectura a la "izquierda radical antisistema", por FAES, la Fundación que preside José María Aznar, la cual le dedica ocho páginas en una de sus revistas o el periódico ABC, que publicó un artículo firmado por García de Cortázar en enero de este año, elogiando al pensador sardo. http://www.elconfidencial.com/cultura/2017-01-23/gramsci-podemos-derecha-faes_1320357/ ¿Por qué ocurre esto? Algunos/as dirán que se debe a que Gramsci consiguió exponer "la batalla cultural" mejor que nadie y que ese pensamiento es una herramienta válida tanto para la derecha como para la izquierda a ocho décadas de su muerte.

Desde mi punto de vista, las ideas de Gramsci, no son "propiedad" de ninguna organización, pero sí resulta llamativo el uso de las mismas por la parte más conservadora de nuestro sistema político, y entiendo que eso se debe a que solemos "pensar a Gramsci en abstracto". Pareciera que Gramsci nació sentado en un despacho y allí, en actitud contemplativa, hizo que su cerebro consiguiese descifrar distintas claves del comportamiento político y social de los años 20-30 del siglo pasado y que esas interpretaciones son válidas para el momento histórico actual. Nada más lejos de la realidad. 

Podemos afirmar que Antonio Gramsci fue un gran intelectual, pero también, y debemos hacerlo, que ese Gramsci intelectual, es producto del Gramsci revolucionario que se fue forjando mediante las experiencias que le acompañaron en sus 46 años de vida. Es más, podríamos decir que la vida de Gramsci fue "pura revolución", "pura rebeldía" desde el minuto uno hasta el último.

-En primer lugar, tuvo que "rebelarse a su propia salud". Nacido en Alés el 22-01-1891 y pese a ser un niño bastante agraciado, pronto empezó a desarrollar una deformidad física (una giba) que le iría reduciendo en gran medida su calidad de vida. Además de esto, Gramsci sufría desde muy pequeño (y es algo que le acompañará toda la vida), de una salud muy delicada. Prueba de ello y de las pocas esperanzas que la familia tenía depositada en su futuro, es que en la vivienda familiar llegó a tener un ataúd y ropa preparada para su propio entierro. Fueron muchos los momentos a lo largo de su vida en los que su estado de salud no le permitía realizar una vida normal ni desarrollar la cantidad de trabajo que él hubiese querido hacer. Ya en 1933, le fue diagnosticado arterioesclerosis, tuberculosis, episodios de hemoptisis y la enfermedad de Pott, a lo que dos años después tuvo que sumar hipertensión y gota. Pese a este cuadro médico, no se rindió y dejó el legado suficiente para ser el referente que es hoy día.




-En segundo lugar también tuvo que "rebelarse a la situación económica". Su familia, además de ser una numerosa (siete hermanos/as), tuvo que experimentar desde muy pronto las injusticias del sistema, ya que su padre Francesco fue encarcelado durante cinco años (1899-1904) acusado de desfalco y falsedad, aunque en realidad, el encarcelamiento se debe al apoyo que "Ciccilllo" (así le llamaban) mostró en unas elecciones locales al bando que resultó perdedor, el de Carboni Boy. El vencedor de los comicios, Cocco Ortu, comentó tras la victoria que "debía, junto a los que se han beneficiado de su victoria, aniquilar a los vencidos"  y la familia Gramsci tardó poco en comprobarlo.

El encarcelamiento de su padre, sumirá a la familia en una situación de pobreza que obligó a Gramsci a abandonar los estudios para poder trabajar y ayudar de esa manera a que la familia pudiese superar semejante panorama. Pese a ésto, él se rebeló a su situación económica y consiguió volver a retomarlos dos años después, y aunque es cierto que en un primer momento tiene muchas carencias respecto a sus compañeros, su empecinamiento y la gran cantidad de horas dedicadas hizo que en 1908 pudiese ir a Cagliari a estudiar en el Liceo y tras gran esfuerzo acabar éste con unas calificaciones medias de ochos y nueves . 

-En tercer lugar también tuvo que hacer un importante ejercicio de "revolución ideológica personal", pues Gramsci, natural de Cerdeña, vivió en su infancia una serie de revueltas en la isla que le influyeron de manera importante, como las protagonizadas por los mineros en 1906 y que se estaban encuadrando en la situación de subordinación que sufría la isla respecto al norte industrializado de Italia lo que le hizo acercarse al "sardismo", teoría por la que todo lo que ocurría en Cerdeña era culpa de la Italia continental. Este posicionamiento, a mi juicio, natural para alguien que percibe de primera mano una situación real de subordinación (hoy día podríamos hablar de la DIT-División Internacional del Trabajo), fue desterrado con el paso del tiempo al empezar a tomar contacto con el socialismo. 



Gracias a las becas que el "Colegio Carlo Alberto" otorgaba a estudiantes sin recursos (él lo era, recordemos su situación económica) pudo pasar a estudiar a la Universidad de Turín, donde conoció a Togliatti, Terracini o Tasca. Este último ya participaba en el "fascio socialista de Turín" e incluso ya había tenido contacto con Amadeo Bordiga. Ahora bien, lo que de verdad le acercó al socialismo fueron dos asuntos concretos:

-La huelga de trabajadores de automoción de Turín en 1913.
-Las elecciones del mismo año en las que ante la nueva norma que permitía votar a los analfabetos, los conservadores se aliaron frente a los socialistas para defender sus intereses de clase, dejando de lado si eran "sardistas" o no.

Esto hizo que Gramsci sustituyese el sardismo por el socialismo al entender que la situación de Cerdeña no se debía sólo a esa situación de subordinación al continente, sino a las clases dominantes conservadoras fueran sardas o no. Empezó a militar en el Partido Socialistas Italiano en 1913-14, y fue en 1917, tras el estallido de la Revolución Soviética, cuando completó su evolución ideológica pasando del carácter nacional al internacionalismo. Fue precisamente en este año, cuando tuvo su primer cargo directivo, pues pasó a formar parte del Comité de la Sección de Turín del PSI.

-En cuarto lugar, encontramos un Gramsci "revolucionario profesional" que estaría vinculado a su trayectoria periodística principalmente. Tras el estallido del la Primera Guerra Mundial, Gramsci, que era lingüista, empezó a colaborar con distintos medios de prensa como "Il Grido del Popolo" o "Avanti!" donde comenzó a plasmar su estilo, sus ideas y sus convencimientos. Su estilo era mayéutico, animando al lector a descubrir las verdades por si mismo, abogando siempre por el binomio "Cultura y Revolución". En su etapa como periodista, no dudó en utilizar el periodismo como arma, intentó llevar mediante un estilo vivo, propio de los panfletos políticos, el socialismo revolucionario al pueblo, algo que se apreciará más en la etapa que comenzó el 1 de Mayo de 1919 con el primer número de "L'Ordine Nuovo", gaceta que creó junto a sus compañeros turineses (Tasca, Togliatti, Terracini...) y en la que se publicaban textos de Lenin, Bujarin, Sorel, Reed, Béla Kun... animando a la creación de sóviets en el proletariado italiano, contribuyendo decisivamente a la creación de los "Consejos de Fábrica" y a la huelga de los trabajadores de la automoción y siderurgia de Turín. Su trabajo en L'Unitá también será muy relevante en este aspecto, destacando el "Caso Matteotti" (diputado socialista asesinado por los fascistas).



-En quinto lugar, también tenemos un "militante revolucionario" que entendía la militancia de una forma comprometida, de una forma combatiente. Este pensamiento, quedó plasmado en su famoso "Odio a los indiferentes" donde expuso lo siguiente:

"Odio a los indiferentes. Creo que vivir significa tomar partido. No pueden existir quienes sean solamente hombres, extraños a la ciudad. Quien realmente vive no puede no ser ciudadano, no tomar partido. La indiferencia es apatía, es parasitismo, es cobardía, no es vida. Por eso odio a los indiferentes".

Pero el carácter revolucionario en su militancia, va más allá de este escrito y está muy vinculada a la III Internacional y a la teoría de Gramsci sobre la creación de los sóviets italianos que hemos mencionado anteriormente. En el seno del PSI, esta idea no era bien acogida, pero en el II Congreso de la III Internacional, Lenin, decidió dar la razón a Gramsci y los "ordinovistas" frente a Serrati o Bordiga. Así pues, el PSI se encontraba en una situación delicada internamente y es en este momento en el que surge la idea de la creación de un Partido Comunista Italiano, idea que se consumó el 21-01-1921 en Livorno.

Allí, se impusieron las tesis de Amadeo Bordiga, haciendo Gramsci uso tanto del respeto a sus camaradas y de lo que entre todos decidieron como de la llamada "disciplina autoadquirida" propia de los comunistas. Así pues, pese a la derrota de sus tesis, entró a formar parte del Comité Central, entendiendo que era necesaria la imagen de unidad, más aún en ese momento en el que el fascismo comenzaba a ganar mucho terreno en Italia y en el que desde Moscú ordenaban a los Partidos Comunistas Nacionales la creación de un "frente único" para poder parar este crecimiento, algo que quedó bien claro el 28 de octubre de 1922 con la "Marcha sobre Roma" a cargo de Mussolini. A mi juicio, la postura que toma Gramsci en cada uno de estos momentos, es verdaderamente revolucionaria, ya que siempre tuvo "sentido del momento histórico", manera en la que posteriormente Fidel Castro definiría la Revolución.



Pero aún hay más. En sexto lugar, podemos destacar al "revolucionario político". Con 32 años, se encontraba en Moscú, pero las detenciones de muchos de sus camaradas (el Comité Ejecutivo del PCI entre ellos) a cargo de los fascistas, hizo que Gramsci se convirtiera en el máximo responsable del Partido. El fascismo se estaba desatando. En los años en los que él fue máximo responsable del PCI, habían comenzado las "cacerías de antifascistas", se cerraban periódicos y organizaciones, y generó una corriente de miedo entre la oposición, pero para él eso no era suficiente. En las elecciones de abril de 1924, Gramsci había conseguido un acta de diputado, y aunque la situación era realmente compleja, no se dejó amedrentar y siguió realizando su labor, tanto de agitador utilizando L'Unitá  en el "Caso Matteotti" como en el Parlamento, donde sólo pudo tener una intervención antes de ser detenido pero que le encumbró como un gran político y orador. Su intervención fue en torno a un decreto por el cual se podía revocar el acta de diputado a aquellos opositores que no renunciaran públicamente al antifascismo, llevándoles a un enfrentamiento directo con Mussolini.

Ante esta situación tan delicada y pese a que todos pensaban que Gramsci debía abandonar Italia y marchar a Suiza, él se negaba a hacerlo por dos cuestiones principalmente:
-confiaba en que con la inmunidad que le otorgaba el acta de diputado, no podrían ir contra él de forma directa (se equivocaba)
-pero sobre todo, por poseer esa conciencia de clase que le hacía pensar lo siguiente: "sólo se podía huir cuando fuera justificado ante los ojos de los obreros", como constata una carta entre Camilla Ravera y Togliatti.



En séptimo lugar encontramos, una vez detenido (el 8 de noviembre de 1926), a un Gramsci más reflexivo, ese Gramsci que nos ha llegado como erudito, como gran analista político y social, como enorme ensayista. Es cierto, pero también se mostró como un "preso revolucionario". En su etapa en la cárcel encontramos a un combatiente irreductible. Según sus propias palabras, en una carta dirigida a su hermano Carlo: "soy lo bastante estoico como para prever con la máxima tranquilidad todas las consecuencias... Sabía desde hacía tiempo lo que me podía ocurrir. La realidad me ha confirmado en mi resolución y no me ha trastornado en absoluto".

Su mayor acto revolucionario dentro de prisión, fue su necesidad de realizar algo "Für ewig", para la eternidad, y para ello elaboró un plan de trabajo, gracias al cual, pudo desarrollar todas esas ideas que nos han llegado hasta ahora y que todos quieren apropiarse. Desarrolló el "bloque histórico", la idea de "sentido común", diferenciar "la clase dominante de la clase dirigente" la idea de "revolución cultural", el concepto de "hegemonía", "revolución pasiva", "guerra de posición o de conquista"... y un sin fin de ideas, que sólo son fruto del que probablemente fuese el acto más revolucionario de su vida, no compadecerse, no rendirse, seguir luchando, seguir aportando a la lucha de las clases trabajadoras. En su propias palabras: "Yo no hablo nunca del aspecto negativo de mi vida, en primer lugar, porque no quiero ser compadecido: era un combatiente que no ha tenido suerte en la lucha inmediata y los combatientes no pueden ni deben ser compadecidos cuando han luchado no por obligación, sino porque lo han querido conscientemente".




Así pues, alguien que como vemos fue revolucionario en cada una de las fases y episodios de su vida, merece ser recordado por esta labor y no sólo por su producción intelectual, producción intelectual que por cierto también es revolucionaria. Como comenté al principio, las ideas de Gramsci no son "propiedad" de ninguna organización, pero si las analizamos, pensando a Gramsci "en concreto y no en abstracto" creo que queda claro que de ser propiedad de alguien, son propiedad de la clase trabajadora y de aquellos y aquellas que hoy ansían organizar la Revolución.

Por último, comentar que de Gramsci, 80 años después de su muerte, podemos aprender a tener "sentido del momento histórico" y entender que la estrategia de "unidad popular" que debe desembocar en el "bloque histórico", es la herramienta que ha de llevarnos a la victoria de la clase trabajadora y a la derrota de esa oligarquía que la oprime mientras que el fascismo sigue creciendo en distintas partes del mundo. Para ello se convierte en indispensable el respeto por lo que entre todas y todos las/los militantes de las distintas organizaciones hemos decidido y plasmado en distintos documentos, algo que ya hiciera el propio Gramsci en el Congreso Fundacional del Partido Comunista Italiano en Livorno como vimos anteriormente.

En definitiva, lo que nos toca es estar a la altura del  momento histórico.

Salud y República.